Sobre la Tecnología… (si es que aún se llama así)

4K, smartwatches, 4G, smartphones curvos, realidad virtual, impresoras 3D, inteligencia artificial, drones, Big Data, coches que conducen sólos… Ahora el pendrive le tiene que llamar “abuelo” a los disquetes y “papá” a los DVDs. Y no olvidemos que recientemente también llegó la descendencia de las memorias USB: el almacenamiento en la nube.

Cada día somos más vagos, eso sin duda. Hace millones de años (o eso dicen por ahí) teníamos que ir a buscar a la vaca para matarla, para después cocinarla al fuego y comérnosla. Ahora no tenemos más que entrar en una página web de Internet, elegir el menú y en 30 minutos tienes tu hamburguesa en la puerta de tu casa. Bueno, la comida y hasta la ropa, que también la puedes pedir por Internet. ¡Incluso en zonas de Estados Unidos podrás ver cómo un drone te lleva tu ropa en tan sólo una tarde desde la fábrica hasta tus morros! O, espera, para qué pedirla por Internet, si aún podemos ser más vagos y hacernos la nuestra propia con una impresora 3D. ¿Y sabéis qué? Que ya no nos tenemos que levantar más de la silla para ordenar la casa porque podemos tener nuestro propio robot limpiador y decirle que nos limpie el suelo. Y no, no hablo de las aspiradoras circulares esas. Eso ya es del mes pasado. Eso es un trapo ya. Os hablo de humanoides con dos brazos y dos piernas. ¿Y habéis visto eso de que podemos ir a un parque de atracciones montados en un coche y que conduzca él por nosotros? Es genial pero, ¿para qué queremos movernos si ahora podemos estar desde el sofá de nuestra casa en una montaña rusa con la realidad virtual? Y eso de tener que marcar con un teléfono de disco el número de tu amigo Perico para llamarle… Es mucho esfuerzo, ¿verdad? Pues ahora sólo tienes que decir cinco palabras para llamar a tu amigo Perico: “Ok, Google. Llamar a Perico”.

Seguro que me dejo por ahí algo más fuerte, y también me dejo de mencionar lo beneficiosos que han sido estos cambios para el ser humano… ¿o no? De momento marcha bien. A ver dentro de unos años si seguimos siendo los dueños de la tecnología y no vivimos ese deja-vu de las películas en las que los robots dominan al ser humano. Y ahora que termino de escribir esto… creo que tengo que informarme para no cagarla y mirar a ver si aún sigue existiendo el almacenamiento en la nube…